Popeye
Popeye es el prototipo de marinero, fuerte, un tatuaje de ancla, fuma pipa. A lo largo de su vida en la pantalla compite con Brutus por el amor de Olivia. Brutus es más alto que Popeye y también tiene una gran fuerza, pero la diferencia la hace la espinaca. Cuando Popeye come Espinaca su fuerza se incrementa de una manera sorprendente. De hecho se dice que Popeye y la espinaca fue una maniobra del gobierno de Estados Unidos durante la segunda Guerra Mundial para incentivar el consumo de vegetales. Esto se nota en el amigo de Popeye que es Gordo y vago.
Este gran personaje es un tipo simple, aunque no tiene buenos modales pero pese a todo tiene los atributos de bondad que todo héroe debe tener.

Simultáneamente Popeye, convertido en protocaricatura del típico superhéroe del cómic americano ya antes del nacimiento de Superman, publicita su comida favorita, las espinacas, alimento rico en hierro y al alcance de las más bajas economías de su época, como responsables de su fuerza descomunal, que décadas más tarde GOSCIGNNY y UDERZO imitarán con el caldero mágico de Astérix.

Popeye

Por otro lado, se cree que existe un paralelismo entre el personaje de Charlie Chaplin y en las aventuras de Popeye ya que existen paralelismos entre la evolución de ambos personajes. La razón es que pasaron de ser anti-héroes amorales a convertirse en sensibles y solidarios vehículos de buenos sentimientos.

Popeye y Olivia

Está claro que durante los años 80, fue un personaje mítico y famoso entre todos los pequeños de la casa. Su famosa canción: “Popeye Marino Soy y dentro de un buque voy...” la tarareaban todos los niños. Hoy cumple Popeye 75 años desde sus inicios, pero ha sido siempre un personaje que ha sabido combinar su valor y temperamento con sus sentimientos, y quizá haya sido eso, junto con sus famosas espinacas, el hecho de que muchos niños han querido imitarle y le han seguido desde siempre.

Andrea Chocarro