textoalternativo¿Recuerdan a Sarah Kay? Sí, sí, la competidora de Barbie. No sé si ustedes la recordarán así, pero yo sí pensaba cuando era pequeña que Sarah Kay era el oponente hippie y naturalista de la artificial y frívola Barbie.
Hay muy poca información en la web sobre la creadora de estos personajes, la única página que incluye algo más que dibujos está escrita en francés.
Lo poco que pude leer sobre la autora (que se llama… Sarah Kay), australiana ella, me recordó a la actual J.K. Rowling, la autora de Harry Potter. Ambas comparten la condición de madres que, llevadas por la necesidad y por el amor a sus hijos, empeñan lo único que tienen-su creatividad-para salir adelante.
Sarah Kay nació en Australia y trabajó durante mucho tiempo como diseñadora para una pequeña agencia de publicidad.
Cuando su hija Alisson cayó enferma, ella empezó a dibujar a estas niñas cuyos cromos, dibujos y papeles de carta recorrieron el planeta. En ellas reflejaba el mundo cálido, natural y feliz que a ella le hubiese gustado vivir en su infancia, y que ahora deseaba para sus hijos.
Los primeros libros de Sarah Kay se imprimieron en 1980 en Ediciones Hemma (Bélgica) y The Valentine Publishing Company (Australia), y alcanzaron un éxito considerable en muy poco tiempo: enseguida comenzaron a aparecer los diseños de Sarah Kay en papeles de carta, afiches, cromos, cuadernos, lápices, etc.

textoalternativo
La autora nunca quiso dar entrevistas ni aparecer en ningún tipo de publicidad, por lo que la información acerca de ella es muy escasa.
Hoy en día los dibujitos de Sarah Kay están siendo transformados en esculturas por el artista Ulrich Bernardi.